7 ene. 2018

EN LOS COMIENZOS DE ESTE NUEVO AÑO....


   Nuestro Amigo Enrique Portillo nos remitió en su día, una preciosa Felicitación para este año haciéndola totalmente extensible a la afición taurina, pero como hemos sido uno más de esos miles de murcianos "visitados" por la gripe, ahora que estamos un poco mejor y podemos estar un "ratito" delante del ordenador, la publicamos con su consentimiento y los mejores deseos de un gran año.

Enrique Portillo en el callejón de la Plaza de Toros de Murcia el pasado mes de septiembre, junto a Paco Ojados, Dr. Mariano de Prado y Ramón Sánchez-Parra


Para 2018 no te deseo una temporada de sólo triunfos, donde todo sea vueltas y aplausos. Ése sería un “deseo” solamente y un pensamiento utópico.
Te deseo que te animes a arrimarte, y que torees con todo lo que tienes.
Que tengas el suficiente valor para lidiar todos los toros que te echen con la pata pa’lante, y la humildad para aceptar que hay morlacos imposibles de hacerles faena luciéndote, pero que de todos modos tendrás que tirarte a matarlos.
Te deseo que puedas aceptar que habrán tardes malas, toros mansos, públicos en contra, cornadas y volteretas, que son irremediables; y que habrán otras, en las que si echas mano de valor desde el fondo de tu corazón, si te quedas quieto, si aguantas la suerte y te vistes de arte, en lugar de la graciosa huida podrás meter al toro a tu muleta, y emocionando... vas a triunfar!
Te deseo que agradezcas y atesores los aplausos, pero que los aplausos no te quiten los pies del suelo.
Que no te permitas los "no puedo torear este toro" y que reconozcas los "no sé cómo torear este toro", pero “de todas maneras voy a torearlo”.
Te deseo que torees con tu verdad, y que la demuestres en la lucha diaria de tu vida, con plena conciencia de que es sólo tu verdad torera la que cuenta, no la de tu apoderado, o de un empresario, o de un cronista, sino la tuya.
Que te expongas a ese toro al que le temes, porque es la única manera de vencer el miedo.
Que aprendas a torear a pesar de las malas ideas del otro, porque tú también tienes las tuyas, y eso te quita la posibilidad de justificarte. Te deseo que sepas agradecer sinceramente el capotazo a tiempo de un compañero, que seas generoso cuando te pidan hacerle un quite a tu toro, y que guardes el orgullo cuando te peguen un baño, pues siempre habrá alguien mucho más Figura que tú.
Que no te condenes por los pinchazos, porque pegarás muchos; no eres todopoderoso. Pero tírate a matar con todo cada vez.
Te deseo que estés en los carteles hasta donde y cuando quieras y que te sientas torero todos los días.
No te deseo que el 2018 te traiga solamente triunfos y puertas grandes. Es imposible.
Te deseo que quieras ser artista, ser verdad, y ser valiente en cualquier plaza, sean cuales sean los encierros que te toquen torear en este 2018.

Que sentirte torero sea "tu camino, no tu meta”.

Enrique Portillo

No hay comentarios: