10 feb. 2018

"ROMPIENDO BARRERAS" ROMPIÓ PREVISION DE ASISTENTES



    Anoche se celebró en el Palacio Huerto Ruano la charla coloquio "Rompiendo Barreras - Una historia de mujeres valientes" organizado por el Club Taurino de Lorca dentro de su III Ciclo Cultural Taurino, donde se quedó pequeña la sala preparada para dicha conferencia. 

     La asistencia de público rompió estas primeras previsiones, pero la buena organización del acto lo solucionó con suma rapidez acoplando más sillas en una sala lateral donde también se veía y se escuchaba a Mari Fortes, Conchi Rios y Mª José Barrera, situadas en el estrado.

   Esta charla comenzó con la introducción por parte de María José Barrera de hablando de la historia de la mujer en el toreo.

  La que fuese novillera Mari Fortes, comentó que su afición nació gracias a la televisión donde vio por vez primera una corrida de toros y se enamoró locamente de este mundo "un auténtico flechazo" confesó.

   Hablando ya de su etapa profesional indicó que que ser mujer fue para ella bueno y malo. Bueno en cuanto a esas seis mujeres que toreaban juntas y conseguían llenar plazas, razón por la cual toreaban mucho, pero malo cuando dijo que quería torear "en serio", ya que se encontró con la ruda verdad de que ningún torero quería torear con ellas.

   Fuera ya de los ruedos fue de las personas que fundaron la Escuela Taurina de Málaga, siendo ella uno de los profesores. Finalmente y cuando comenzaron otras poblaciones a tener Escuelas Taurinas le comentaron que "todos los que dirigen estas son hombres" "invitándola" a dejar el sitio.

  Confesó que es más difícil ser madre de torero que torera y que sufre mucho más viendo vestido de luces a su hijo que cuando ella se vestía de luces.

   En la segunda parte de la charla comentó que hoy en día los puestos "no son de los toreros, son de diversos intereses producidos a causa de que los empresarios son también apoderados y muchas veces ganaderos, con lo cual cortan el camino al resto"  y refiriéndose a Conchi Ríos recordó esa salida a hombros en Madrid (la lastima es que mi hijo no mató bien y no pudo acompañarte en esa salida - dijo) e indicó que el principal problema que ha tenido la torera es que nunca ha sido bien llevada. 

     Conchi Ríos, en sus intervenciones destacó que su afición llega gracias a sus abuelos a los cuales acompañó desde muy pequeña a todos los festejos que se celebraban en Murcia, recordando que en su casa siempre estaba con un trapo de cocina toreando por los rincones. Recordó su corta estancia en la Escuela Taurina de Murcia, donde pronto se dio cuenta de que necesitaba estar delante de la cara del toro, "por este motivo me marché a Cádiz junto al maestro Ruiz Miguel". 

   Comentó su etapa novilleril con éxitos en muchas plazas españolas y la alegría de verse salir por la puerta grande de las ventas y ser la primer mujer que lo realizaba tras cortar las dos orejas a un novillo. Tras ese éxito llegó el momento más duro de su carrera, donde muchos novilleros llegaron a no querer torear con ella, donde se le cierran los despachos. Sus viajes a tierras americanas donde le prometen todo y luego se encuentra sin nada.

    Finalmente tiene la oportunidad de tomar la alternativa y sigue luchando por poder demostrar todo lo que tiene dentro como torera, consciente de que el mayor peligro de los toros se encuentra dentro, pero ella sigue ilusionada en conseguirlo. "Cuando por las mañanas me veo todas esas cicatrices que tengo de las diversas cornadas, me vengo arriba, son las encargadas de recordarme lo que realmente quiero y añoro: Ser Torera". 

    Habló igualmente con Mari Fortes, de las injusticias de este mundillo, indicando que siempre se ha negado a "pagar por torear", "seguramente tendremos que hablar todos los estamentos de como bajar los costes de un festejo, pero no es justo que exista quien tenga que pagar para jugarse la vida."

  En resumen una gran noche en Lorca donde se habló con claridad de toros y donde dos mujeres contaron sus experiencias como toreras. 

    Con anterioridad a se inauguró en el citado Palacio Huerto Ruano una exposición de pintura del artista alicantino Pascual de Cabo, donde se muestra con su personal manera de plasmar el mundo del toro, diversas obras dedicadas a Morante de la Puebla, al tentadero o simplemente esos momentos únicos que sólo tiene la tauromaquia. Una exposición que seguirá abierta al público desde ayer o de febrero al 5 de marzo y que desde estas páginas recomendamos visitar.

No hay comentarios: