8 abr. 2018

RAFAELILLO Y ROCA REY POR LA PUERTA GRANDE DE LA DESEADA



   Esta tarde ha dado comienzo, en Cieza, la temporada taurina 2018 en la Región de Murcia, donde con dos tercios de entrada en los tendidos se han lidiado toros de Talavante, correctos de presentación  y donde sólo ha desatacado el lidiado en último lugar por su nobleza, para la terna compuesta por el murciano Rafaelillo, el extremeño Alejandro Talavante y el peruano Andrés Roca Rey.

    Con un considerable retraso - por la tardanza en llegar el matador de toros Roca Rey - ha dado comienzo el paseillo, donde se ha guardado un respetuoso minuto de silencio en memoria del Rejoneador D. Ángel Peralta y por el aniversario del fallecimiento del niño Adrián Hinojosa.

   Rafaelillo salió desde el primer momento dispuesto a "llevarse al tarde" recibiendo con tres faroles de rodillas al primero de su lote para continuar con unas buenas verónicas y una serpentina como broche. Tras tres buenos pares de banderillas de Álvaro Oliver y Pascual Mellinas, comenzó Rafaelillo la faena de muleta nuevamente de hinojos en la arena, el toro falto de fuerza aguantó unas series por el pitón derecho realizadas con mucho gusto y temple, pero terminó rajándose del todo el de Talavante teniendo que poner el murciano toda la carne en el asador para conseguir que el público siguiese con él. Con los aceros no se mostró acertado a la primera y el premio - que pudo ser mayor - se quedó en una oreja.

    Muy deslucido el segundo de su lote, donde nuevamente comenzó tanto con el capote como con la muleta rodillas en tierra. Seguro de si mismo, brindó a la mujer del empresario en la confianza de que triunfaría con este toro. Toda una lucha la del torero ante este toro al que se le obligaba continuamente a tomar los engaños, teniendo siempre el astado la mirada en lo que sabía se dejaba detrás y defendiéndose. Nuevamente una lección de saber entender y dominar la ofrecida por el torero que, ahora sí, consiguió cortar las dos orejas, de manera muy merecida. 

   La tarde de hoy no ha sido precisamente la que soñaba Talavate, ya que al desafortunado juego de sus toros tenemos que sumarle que no ha sido tampoco su tarde como torero. El primero de su lote ha sido complicado y él no se ha entendido con él, una faena de esas que no se queda nada ni en el corazón ni en la memoria. Silencio.

   El quinto de la tarde ha sido complicado y soso en sus embestidas, contagiando todo a su ganadero y hoy torero. No se ha acoplado en ningún momento y ha estado soso con el capote y con la muleta, cuando han sonado los primeros pitos desde los tendidos ha cogido el estoque y ha ofrecido un auténtico sainete tanto con este como con el verduguillo, siendo pitado tanto al terminar como al abandonar el ruedo al final del festejo.


    Andrés Roca Rey es de esos toreros que no se dejan ganar la partida ni por su propia sombra, comenzando muy bien con el capote, pero con la muleta el toro no tenía ni un pase, el peruano lo intentó por ambos pitones, un gran esfuerzo el suyo para sacar algo en claro, incluido un arrimón de los de verdad pero no se mostró acertado con el estoque y con el verduguillo lo dejaremos simplemente en muy mal. Silencio.

     Por suerte esta tarde ha llegado con sus hermanos un toro noble (no para tirar cohetes)  pero como suele ocurrir "en el país de los ciegos... " y claro está el peruano ha podido disfrutar rodillas en tierra, pasando al toro por un lado y por otro y finalmente con otro buen arrimón, mostrando que es, además, honrado a la hora de vestirse de luces. Consiguió ganarse al respetable y tras matar de estocada que no llegó a ser entera, paseó las dos orejas y el rabo (para mí muy generoso éste) del que cerraba plaza.

     
 Ficha del festejo.
Plaza de Toros "La Deseada" Cieza
2/3 de aforo
Toros de Talavante, deslucidos salvo el 6º que ha sido noble

- Rafaelillo.- Oreja y 2 orejas
- Talavante.- Silencio y pitos
- Roca Rey.- Silencio y 2 orejas y rabo

   
 VER INFORMACIÓN GRÁFICA

No hay comentarios: